Miércoles, 01 Junio 2016 00:00

XXI PRIMAVERAS MUSICALES PEJINAS: MÚSICA CORAL, DIFUSIÓN Y PUESTA EN VALOR DEL PATRIMONIO ARTÍSTICO Y, CALIDEZ EMOCIONAL

Escrito por 

El clasicista templo de San Francisco de Laredo ha sido el escenario que acogió el domingo 29 de mayo 2016 una de las jornadas más entrañables dentro de la programación de la XXI Edición de las Primaveras Musicales Pejinas 2016.

 

Tres han sido las corales participantes: Coro Voces Cántabras, de Cabezón de la Sal, dirigido por Miriam Jaurena Calderón, Coro de Cámara A Capella, de Santander, a cuyo frente está Manuel Galán y, la coral pejina  anfitriona y organizadora del Festival Coral ,Coral Canta Laredo, dirigida por Jesús M. Piedra.

 

Acudieron al concierto Juan Ramón López Visitación, Alcalde de Laredo, Jesús San Emeterio Martínez, Concejal de Educación y Cultura, Empleo y Desarrollo, Organización y Personal y, del Mundo de la Mar, así como otros concejales del Consistorio pejino.

 

Asimismo estaban presentes familiares de las dos personas que recibieron el homenaje de las tres corales a la finalización del concierto: Jesús Fuentecilla Arriaga y, Raúl Nates San Julián.

 

El Coro de Voces Cántabras, de Cabezón de la Sal, dirigido por Miriam Jaurena, ofreció un concierto muy variado en el que se unieron desde las tonadas más tradicionales cántabras (Ronda en Salines, de Matilde de la Torre y arreglo de Nobel Sámano), pasando por los musicales (Los Miserables,  María de West Side Store); la zarzuela y la opera.Programa que fue muy aplaudido por el público asistente que ocupó todo el aforo del templo.

 

A continuación fue el turno del Coro de Cámara A Cappella de Santander, dirigido por Manuel Galán, que interpretó un programa en el que se encontraban obras de autores contemporáneos y del siglo XIX.

 

Tras la finalización de ambos conciertos tuvo lugar el acto de entrega de los obsequios creados por la Coral Canta Laredo como recuerdo de la participación en el Festival Coral Primaveras Musicales Pejinas.

 

Jesús San Emeterio Martínez, Concejal de Educación y Cultura del Consistorio pejino fue el encargado de entregarlo a la Directora del Coro Voces Cántabras de Cabezón de la Sal (Cantabria) Miriam Jaurena Calderón.

 

Juan Ramón López Visitación, Alcalde de Laredo, a su vez, hizo la entrega del mismo galardón a Manuel Galán, Director del Coro de Cámara A Cappella, de Santander, en quien también ha recaído el Premio “Discantus 2016”  en su tercera edición .

 

José Ramón Rioz Ruiz,  Director de la Coral Tierra Verde de la Albericia (Santander) que en el año 2015 fue distinguido con el II Discantus fue el encargado de entregar a Manuel Galán el III Discantus.

 

El Premio Discantus fue instituido por la Coral Canta Laredo en 2014 para reconocer merecimientos de personas o instituciones cántabras o afincadas en Cantabria, especialmente en el ámbito de la música coral  en cuanto a creación, dirección, divulgación, investigación, mecenazgo, etc. y, atendiendo a su trayectoria histórica, actual y de futuro, por tanto, personas vivas con historia y con proyección.

 

Manuel Galán se ha hecho acreedor del galardón Discantus 2016 por su amplia trayectoria musical en todas sus facetas: director coral, compositor, creador del Coro de Cámara A Cappella que este año cumple su trigésimo aniversario y, por las diversas colaboraciones y apoyos mantenidos tanto con la Coral Canta Laredo y sus miembros como con las Primaveras Musicales Pejinas.

 

El Discantus es obra del Profesor de Cerámica de la Casa de Cultura Dr. Velasco, de Laredo, Jesús González Ruiz, quien ha realizado una creación significativamente conceptual. Se trata de una escultura que representa una partitura enrollada de la que sale una mano que la abraza, mientas que en el exterior sobresale un sistema musical de estilo claramente figurativo.

 

A partir de este momento, las dos agrupaciones corales que habían interpretado sendos programas se funden en el presbiterio de la iglesia de San Francisco para, junto a la Coral Canta Laredo, interpretar el “Ave María”, obra del compositor cántabro Miguel Ángel Samperio (1936-2000), dirigidas por Jesús M. Piedra, Momento de gran calidez emocional puesto que la obra estaba dedicada a dos benefactores de la Coral Canta Laredo y de las Primaveras Musicales Pejinas, dos laredanos que las apoyaron con su generosidad, tanto en el ámbito económico como en el social,  desde sus inicios hasta que ambos fallecieron. Susi Fuentecilla Arriaga y Raúl Nates San Julián, representados por sus respectivas familias.

 

Las XXI Primaveras Musicales Pejinas se clausurarán el próximo 4 de junio a las 20.30 h.,  con un concierto del Coro Ars Viva, de Bilbao, dirigido por José Soldevilla, que tendrá como marco la hermosa iglesia gótica de Santa María de la Asunción, de Laredo. 

 

De esta forma, la manifestación cultural más sobresaliente que existe dentro de la programación cultural laredana, las Primaveras Musicales Pejinas, verdadero Festival Coral, pondrán el broche final a su XXI Edición que, como en años anteriores, ha gozado del favor del público que, concierto a concierto, ha seguido muy de cerca una programación variada, rica en contenidos, con grupos corales procedentes de toda la geografía española y de Cantabria, cuyas voces han ofrecido lo mejor de sus repertorios para ser recibido por los amantes de la música.

 

Pero, las Primaveras Musicales Pejinas son mucho más que un gran Festival Coral, porque están contribuyendo a la puesta en valor y difusión del patrimonio histórico-artístico de Laredo al haber elegido como sedes de los conciertos la iglesia gótica de Santa María de la Asunción, Monumento Nacional y, el templo clasicista de San Francisco, que son visitados, no solo por cada una de las agrupaciones corales invitadas a participar, sino también por el público asistente que visita Laredo para acudir a los conciertos. Estamos hablando del turismo cultural en un período que queda fuera de la temporada turística alta. Luego las Primaveras Musicales Pejinas están contribuyendo a la desestacionalización del turismo de Laredo.

 

A todo esto se ha de añadir el intercambio de experiencias y material musical entre las corales participantes, puesta al día en estrenos de obras musicales, la convivencia entre los participantes, nuevos encuentros y reencuentros en el lugar donde nacieron las Primaveras Musicales Pejinas: la villa de Laredo.

 

Pero todavía hay más. Si todo lo anterior es la esencia de un Festival Coral, no es menos significativo el hecho de que sus organizadores tienen muy presente la calidez emocional, el cariño con el que organizan cada edición que queda patente en los sencillos pero muy emotivos momentos de intercambios de obsequios y, sobre todo, cuando echando la vista atrás no se olvidan de quienes les ayudaron en los momentos difíciles y de una forma sincera quieren compartir con todos su homenaje hacia sus benefactores dando de sí  lo mejor que pueden ofrecerles: su reconocimiento musical a  través de sus voces que, al unísono, entonan preciosas obras musicales. Momentos para el recuerdo.

 

 

Laredo se dispone a despedir esta XXI Edición de las Primaveras Musicales Pejinas y queda expectante a la programación del siguiente año que, con tanto tesón, fuerza de voluntad, esfuerzos, y grandes dosis de generosidad e ilusión preparan el Presidente de la Coral Canta Laredo, su Director y todos los miembros de la agrupación coral para que cada edición se supere a si misma y, los amantes de la música puedan disfrutar un año más de la presencia en Laredo de grandes agrupaciones corales.

  

 

Visto 533 veces