Domingo, 29 Mayo 2016 00:00

El Charles se queda a un gol del ascenso a Segunda División B.

Escrito por 

El Club Deportivo Laredo, que traía del partido de ida un resultado negativo de 3-1 frente al Zamudio, no pudo lograr el ascenso en la primera oportunidad, en la ronda de campeones para subir a Segunda B. Pero tendrá otra oportunidad en la repesca en el sorteo de mañana lunes en las instalaciones de la Real Federación Española de Fútbol en Las Rozas (Madrid).

Tendrá que superar dos eliminatorias para conseguir volver a la división de bronce, después de esta ocasión perdida de ascenso directo.

 

En la primera parte, los dos equipos tenían una tónica muy parecida: intento de dominar el juego y pocas ocasiones. Pero los de José Gómez daban buenas sensaciones, estaban cómodos sobre el terreno del San Lorenzo, donde más de mil pejinos animaban a su equipo. Pese a esto, la primera ocasión del encuentro corrió a cargo del equipo visitante, un lanzamiento de Aldai desde el vértice del área grande que se fue por encima del larguero de la meta defendida por David en el minuto once. Acto seguido respondió el Laredo con un perfecto pase de Manu al que Vinatea no pudo llegar porque se interpuso en su camino el meta Galder.

 

Al filo de la media hora los locales dispusieron de dos ocasiones casi consecutivas a cargo de Dani y Vinatea, pero sus lanzamientos no encontraron portería. Un centro-chut de Vinatea al segundo palo puso en apuros al meta visitante, que tuvo que enviar el esférico a córner. A falta de siete minutos para el final de la primera mitad, el Zamudio puso en aprietos al meta David con un lanzamiento desde el interior del área a cargo de Zarrabeitia, que el meta local atrapó con seguridad. Parecía justo el empate y así se llegaba al descanso.

 

 

Quiso hacerse el Laredo con el mando del partido en el arranque del segundo tiempo y tuvo en la cabeza de Del Olmo una buena ocasión, pero no supo definir y estrelló el balón en el cuerpo del meta vasco. Con el paso de los minutos, el Charles dio un paso adelante. Ató en corto a su rival y contó con ocasiones mas claras. La paciencia del Laredo obtuvo su premio en el minuto 64 y, probablemente, en el mejor momento de juego que atravesaban los locales, un balón suelto dentro del área lo remató junto al palo Vinatea poniendo el 1-0 en el marcador.

 

Veintiséis minutos le separaban al Laredo de un gol para la gloria. José Gómez apostó el todo por el todo con la entrada de Diego Rozas y Pablín. El Laredo sacó casta y trató de seguir atacando. Las llegadas pejinas ante el meta vasco eran continuas con ocasiones claras para los locales, pero las marraron. Bubu y posteriormente David estuvieron cerca de batir a Galder. Sin embargo, el gol que necesitaban los locales no llegaba y la afición rojilla vibraba al verse a la orilla de Segunda B. La emoción y la tensión aumentó con una jugada de Manu cuando remató desde el punto de penalti completamente sólo un balón que incomprensiblemente mandó fuera; además, el meta Galder se había tirado hacia el otro lado y faltaban tan solo ocho minutos para la conclusión del encuentro.

 

 

A la desesperada, Bubu se incrustaba en el área rival como delantero. Santi Vélez subía a rematar un córner y Óscar tenía la última en una falta directa. Pero el milagro no tenía ganas de llegar. Tendrá que ser en otra ocasión. El pueblo vivía el partido con mucho ambiente, banderas en las calles, aficionados reunidos y como punto neurálgico San Lorenzo, que no vivió el deseado ascenso, pero sí una gran tarde de fútbol. Fue cruel y por eso los jugadores lloraron sobre el campo. El Laredo conocerá este lunes su rival en la repesca para el ascenso. El partido de ida será el próximo fin de semana fuera.

Visto 435 veces