Jueves, 27 Junio 2019 00:00

INAUGURACIÓN CURSOS DE VERANO EN LAREDO

Escrito por 

Ángeles González-Sinde reivindica la cultura y el conocimiento como el ”termómetro de una democracia”.

 

El rector de la UC subraya la importancia de la transferencia del conocimiento a través de los Cursos de Verano y agradece el apoyo de la vicepresidenta del Gobierno y su equipo en el último acto oficial de Eva Díaz Tezanos en la Universidad

La escritora, guionista y exministra, Ángeles González-Sinde, ha reivindicado hoy en Laredo, durante la inauguración de los XXXV Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria (UC), el valor de la cultura como herramienta para dispensar placer y sabiduría pero también como ayuda para pensar en cómo guiarnos en la vida. "La cultura, el conocimiento, es el termómetro de una democracia, imprescindible para nuestra supervivencia" señaló en el transcurso de la ponencia ¿Para qué sirve la cultura?

En la cita, que estuvo amenizada por la Coral Salvé de Laredo, se guardó un minuto de silencio en memoria de Jaime Agüero Encinas, el estudiante de la Universidad de Cantabria fallecido el pasado fin de semana en Italia. El acto contó también con la intervención del rector de la Universidad de Cantabria, Ángel Pazos, la vicepresidenta de Cantabria, Eva Díaz Tezanos; la alcaldesa de Laredo, María Rosario Losa; el vicerrector de Cultura y Participación Social de la UC, Tomás Mantecón y la directora del Área de Cursos de Extensión Universitaria de la UC, Marina Torres.

Frente a los que consideran la cultura como algo inútil, que no puede cuantificarse económicamente en una sociedad dominada por los principios monetarios, González-Sindesubrayó que la cultura "es decisiva económicamente como locomotora que tira de otros sectores como el turismo" pero también "moralmente, aunque sus beneficios y réditos a menudo sean intangibles y a largo plazo". La escritora madrileña apuntó que "la cultura nos ayuda a interpretar la realidad, a reflexionar; es la brújula que da respuesta a las contradicciones del presente que nos impiden vivir dignamente".

Por su parte, el rector de la UC, Ángel Pazos, destacó en la ceremonia inaugural la labor que desarrollan los Cursos de Verano "al sacar las aulas de invierno a la calle" y acercar el conocimiento a toda la ciudadanía de Cantabria.

El rector recordó que si bien entre las funciones de la Institución destacan las de enseñar, investigar, colaborar con el sector empresarial y transferir conocimiento, "también debe ayudar a amueblar la cabeza de nuestros jóvenes, generando un espíritu crítico y reflexivo".

Pazos manifestó que en este momento de cambio de ciclo, en alusión a la finalización de la legislatura del actual Ejecutivo, "la Universidad se ha sentido valorada, querida por el Gobierno que ahora finaliza su mandato".

En términos similares se refirió la vicepresidenta en funciones del Ejecutivo cántabro, Eva Díaz Tezanos, que aprovechó la ceremonia inaugural de los Cursos de Verano para despedirse de la comunidad universitaria a la que dijo "espero haberme ganado en estos cuatro años vuestro cariño y respeto".

Además, subrayó que la Universidad de Cantabria es una institución reconocida y valorada que contribuye a formar una ciudanía crítica.

La alcaldesa de Laredo, María Rosario Losapor su parte, mostró su satisfacción de que el nombre de la localidad esté unido a los Cursos de Verano "un valioso escaparate de difusión y proyección que nos compromete aún más si cabe a mostrar lo mejor de nosotros mismos, acogiendo con hospitalidad y profesionalidad extrema a cuantos alumnos comparten su estancia de verano con nosotros". En este sentido, deseó que la Villa "siga siendo parte activa del ingente esfuerzo que en los últimos años la Universidad está realizando con el apoyo imprescindible del Gobierno de Cantabria para posicionarse estratégicamente en el lugar de liderazgo que le corresponde".

El vicerrector Tomás Mantecón apuntó que "no hay conocimiento inútil. La cultura abre perspectivas de tolerancia y libertad. Por eso nuestra preocupación de hoy por saber más, por conocer más y compartir más… puede ayudar a construir un futuro mejor y superar problemas de cohesión: los cronificados o estructurales y los que son episódicos y que se alimentan de factores coyunturales expresados a veces con las dosis de gravedad e intensidad con que se nos han mostrado en el marco de la reciente crisis y de las políticas rigoristas destinadas a superarla".

Por último, Marina Torres, directora del Área de Cursos de Extensión Universitaria y Cursos de Verano, presentó la Memoria de 2018, cuando se celebraron 110 actividades  con una propuesta equilibrada entre las diferentes ramas del conocimiento y de la cultura y donde la calidad, el rigor y la actualidad han sido los principios definitorios.

Torres agradeció el trabajo de los más de 500 profesionales entre directores, docentes, ponentes y técnicos que hacen posible los cursos de verano en cada edición y agradeció la colaboración de los ayuntamientos, el Gobierno de Cantabria y las empresas que cada año colaboran en las iniciativas formativas y culturales que se organizan desde la Universidad de Cantabria.

La programación de los Cursos de Verano de 2019, que se extenderá en 19 sedes, comprende un total de 105 actividades entre cursos monográficos (54) y actividades culturales (51).

 

 
 
Visto 227 veces