Domingo, 14 Octubre 2018 00:00

LAREDO CONMEMORÓ LA FESTIVIDAD DE NUESTRA SEÑORA VIRGEN DEL PILAR, PATRONA DE LA GUARDIA CIVIL Y, TAMBIÉN EL DÍA DE LA HISPANIDAD

Escrito por 

Festividad de Nuestra Señora Virgen del Pilar, Patrona de la Guardia Civil desde que el 8 de febrero de 1913 el Rey Alfonso XIII firmara la orden por la que se proclamaba “Patrona de la Guardia Civil a la Virgen, en su advocación del Pilar”. Desde esta fecha la Guardia Civil y el Arzobispado castrense vienen organizando una serie de actividades encaminadas a hacer pública esta tradición que forma parte inequívoca de la propia identidad de la Guardia Civil.

Al mismo tiempo esta fecha está dedicada a la celebración del Día de la Hispanidad.

La jornada festiva dio comienzo a las 12 h. con una misa en honor de la Virgen del Pilar en la iglesia Santa María de la Asunción, a la que asistieron el Alcalde de Laredo, Juan Ramón López Visitación, el Capitán Jefe de la 6ª Compañía de la Guardia Civil de Laredo, José Manuel Carazo Antón, Héctor Manuel Fuertes Miguelez, Jefe Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Laredo, Juan Carlos Veci Rueda, Jefe de la Policía Local de Laredo, Javier Incera Goyenechea, Alcalde del Ayuntamiento de Colindres, César Nates Fernández, Patrón Mayor de la Cofradía de Pescadores San Martín de Laredo, el Patrón Mayor de la Cofradía de Pescadores San Ginés de Colindres, José Luis Bustillo, concejales miembros de la Corporación Municipal del Ayuntamiento de Laredo y, los miembros del Cuerpo de la Guardia Civil de Laredo y, los del Cuerpo de la Policía Local de Laredo, sus familiares y amigos y, demás autoridades civiles y militares.

Juan Luis Cerro Aja, párroco de Laredo ofició la Eucaristía que estuvo solemnizada por la Coral Canta Laredo y contó con la presencia de un público que llenó el templo parroquial y quiso también honrar a la Patrona de la Guardia Civil, Nuestra Señora Virgen del Pilar. 

Durante la celebración de la Eucaristía tuvo lugar la ofrenda floral a la Virgen del Pilar y , en memoria de los miembros del Cuerpo de la Guardia Civil fallecidos, acto al que siguió la interpretación al órgano del Himno Nacional Español.
Pusieron el broche final a la celebración religiosa la interpretación de dos himnos: el de la Virgen del Pilar que fue acompañado por los fieles que llenaban el templo y, el Himno de la Guardia Civil. De este último se interpretó en estreno absoluto la versión a cuatro voces mixtas y órgano realizada por el músico laredano Jesús Manuel Piedra Sánchez, a cargo de la Coral Canta Laredo bajo la dirección de Alberto Carrera y, el propio compositor Jesús Piedra lo acompañó al órgano con la colaboración del percusionista laredano José Mateo Marañón Casanovas. 

La partitura original es de Ildefonso Moreno Carrillo con letra de José Osuna Pereda.

Al finalizar su interpretación, el Capitán Jefe de la Sexta Compañía de la Guardia Civil de Laredo, José Manuel Carazo Antón, recibió del Presidente y Secretario General de la Coral Canta Laredo un librillo con la partitura y otros datos del compositor e intérpretes.

Posteriormente, en el Polideportivo 2 anexo al CEIP Villa del Mar se procedió al acto institucional de entrega de condecoraciones y distinciones, ante la unidad compuesta por efectivos de la 6ª Compañía de Laredo y del Destacamento de Tráfico de Laredo, acompañados por miembros de la Policía Local de Laredo. Las autoridades civiles y militares se encontraban presentes, familiares y amigos de la Benemérita, así como numeroso público acompañaron este acto institucional que dio comienzo con la interpretación por parte de la Banda de Música de Laredo del Himno Nacional al mismo tiempo que el Jefe del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Laredo recitaba : “ La Bandera de España y el Himno Nacional merecen el máximo respeto y veneración. La Institución Militar es la encargada de la custodia, honores y defensa de la bandera, como símbolo de la Patria y de su unidad”. 

Seguidamente se procedió a la imposición y entrega de las condecoraciones del Mérito de la Guardia Civil y de la Orden del Mérito Militar, a las que se han hecho acreedores los miembros del Cuerpo: “ Por orden de 1 de octubre de 2018 con motivo de la Festividad de Nuestra Señora La Virgen del Pilar “Patrona del Cuerpo” a propuesta del Director General de la Guardia Civil y por considerarlo comprendido en el artículo 1º de la Ley 19/76 de 29 de mayo por la que se creó la Orden del Mérito de la Guardia Civil, este Ministerio del Interior ha tenido a bien conceder la Cruz con Distintivo Blanco de la referida Orden al personal que a continuación se indica”:

Teniente Héctor Arellano Ordorica (Compañía de Laredo) a quien impuso la condecoración su padre Juan Félix Arellano Marcon.

Sargento primero Ángel Sánchez Solanas (Destacamento de Tráfico de Laredo) a quien impuso la condecoración Raquel Carrera Hontañón, Concejala de Deporte del Ayuntamiento de Ajo-Bareyo.

Guardia Civil Francisco Javier Secunza Abin (Destacamento de Tráfico de Laredo), a quien le impuso la condecoración Héctor Manuel Fuertes Miguelez, Jefe del Destacamento de Tráfico de Laredo de la Guardia Civil.

Guardia Civil Mario Manzanedo Gómez (Puesto de Laredo) a quien impuso la condecoración el Cabo Primero Raúl Álvarez Moro, del Puesto de Laredo.

“Por Orden de 26 de diciembre de 2017, en atención a los méritos y circunstancias que concurren en el personal que a continuación se relaciona, y de conformidad con lo dispuesto en el Real Decreto 1040/2003, de 1 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento General de Recompensas Militares se le concede la Cruz del Mérito Militar con Distintivo Blanco al Guardia Civil Andrés Díaz Mas (Puesto de Laredo), a quien impuso la condecoración su padre el Guardia Civil Andrés José Díaz Díaz.

A continuación inició el turno de las intervenciones el Capitán Jefe de la Compañía de la Guardia Civil en Laredo, José Manuel Carazo Antón:

“Ilustrísimo Señor Alcalde de Laredo, Ilustrísimo Señor Alcalde de Colindres, miembros de las Corporaciones Locales de ambos Ayuntamientos, Patrones Mayores de las Cofradías , Jefes de Policía Local, Reverendo Padre y demás autoridades presentes. Miembros de las FAS Y Fy CS, compañeros guardias civiles, familiares y amigos: 

Quiero iniciar dando las gracias a la Coral Canta Laredo por su interpretación de nuestro himno que tan solemnemente han ejecutado en la iglesia de Santa María.

Un año más cumplimos con una de nuestras principales tradiciones, festejando juntos a la Santísima Virgen del Pilar, Patrona de la Guardia Civil.

Aunque sé que muchos son conocedores del origen de este Patronazgo, me voy a permitir hacer un breve recordatorio, por el carácter entrañable de la historia.

La devoción de los guardias civiles a la Virgen, en su advocación del Pilar, procede de aquella transmitida desde niños a los alumnos del Colegio de Huérfanos de Valdemoro.

Allí fue destinado, en septiembre de 1864, su primer Capellán Castrense, D. Miguel Moreno Moreno, que organizó la Capilla instalando una imagen de la Virgen del Pilar e introdujo a los jóvenes alumnos en la devoción a ésta, que poco después fue nombrada Patrona del Colegio de Guardias Jóvenes.

Con el tiempo, aquellos primeros “Polillas” fueron extendiendo su devoción a la Pilarica por toda la geografía nacional, lo que determinó que el 7 de enero de 1913, el General Aznar, entonces Director General del Cuerpo, solicitara de SM la proclamación de la Virgen del Pilar como Patrona de la Guardia Civil, Orden que el 8 de febrero de ese mismo año, firmó D. Alfonso XIII.

Pocos días después, aquel Director General del Cuerpo definía, en la correspondiente Orden, el verdadero espíritu de la celebración, “que ésta sea la fiesta del compañerismo y el momento del recuerdo a nuestros compañeros, que sacrificaron la vida en cumplimiento del deber y al Duque de Ahumada, organizador del Cuerpo”.

Así lo hemos venido haciendo desde entonces siguiendo esta tradición, una más, de aquellas que conservamos en la Guardia Civil, como lo es también nuestro origen castrense, el Reglamento para el Servicio o el característico “tricornio negro”.

Pero las tradiciones, como advierten los sociólogos, deben ser capaces de renovarse y actualizarse para mantener su valor y utilidad.

Desde aquellos primeros años de existencia del Cuerpo, hemos pasado de ser azote del bandolerismo a indiscutibles protagonistas de la lucha contra el terrorismo interior y su derrota, punta de lanza contra el yihadismo, las complejas organizaciones delictivas, el cibercrimen, la corrupción o el independentismo más radical, garantizando la constitucionalidad y unidad nacional.

Hemos pasado de recorrer los caminos con cartera y capa, a llevar a cabo arriesgados rescates técnicos en montaña, auxilios en el mar, complejas investigaciones y operaciones internacionales en zonas de conflicto. Ejercemos eficazmente el control de Fronteras y nuestro mar territorial, la defensa del medio natural y somos adalides de la Seguridad Vial y Ciudadana, lque en no pocas ocasiones nos ha granjeado el mérito de ser una de las Instituciones del Estado más valoradas por el ciudadano.

Los guardias civiles somos herederos de nuestras tradiciones, de los valores que nuestro Fundador nos legó en el Reglamento del Cuerpo hace 174 años y que hemos extrapolado a los nuevos retos del siglo XXI, a pesar de los difíciles tiempos en que vivimos.

Tienen ustedes una Guardia Civil moderna, sobradamente preparada y dotada de innovadores medios , pero sobre todo integrada por mujeres y hombres dispuestos a servir, a protegerles, a sacrificarse en defensa del orden y la legalidad y si fuera preciso, tal como un día juramos, a derramar, en defensa del honor e independencia de la Patria, y del orden dentro de ella, hasta la última gota de nuestra sangre.

Hoy, como hace 174 años, nuestros guardias civiles, tal como reza el Reglamento, seguimos “fieles al deber, serenos en el peligro y desempeñando nuestras funciones con dignidad, prudencia y firmeza”. Pueden ustedes estar orgullosos de su Guardia Civil, que fiel a los principios que nos constituyeron, seguimos aquí para servirles.

Este año además hemos celebrado el 30 aniversario de la incorporación de la mujer a la Guardia Civil cuya presencia, para beneficio de todos, es cada vez más abundante. Mis felicitaciones a todas nuestras compañeras.

He de agradecer su callada, pero fundamental aportación a toda esta labor, a nuestras familias, que con tanta comprensión nos apoyan siempre. Por supuesto, hoy también es vuestra Patrona.

Es necesario recordar también a aquellos compañeros que por distintos motivos no se encuentran hoy entre nosotros. Siempre estáis en nuestro pensamiento.

Quiero finalizar esta breve reflexión volviendo a nuestra tradición, al modo en que, siguiendo el mandato de aquella primera Orden de la Dirección General de 1913, hacemos habitualmente: “ … y antes de separaros terminad vuestra fiesta diciendo: ¡Viva España!, ¡ Viva El Rey!, ¡ Viva La Guardia Civil”. 

Seguidamente tomó la palabra el Alcalde de Colindres, Javier Incera Goyenechea:

“ Buenos días a todos y a todas.

Autoridades civiles, eclesiásticas y militares.

Vecinos y vecinas.

Es para mí un honor compartir con todos vosotros este Día del Pilar, Patrona de la Guardia Civil.

Me vais a permitir que en primer lugar me dirija a los que hoy celebran su día. 

A los hombres y mujeres de la 6ª Compañía de la Guardia Civil de Laredo.

Saben ustedes que admiro su trabajo, pero creo que en oportunidades como esta es necesario mostrar públicamente mi compromiso, mi respeto y mi lealtad.

En esta ocasión espero disculpen la falta de formalidad de mi discurso, que rompe con lo que siempre he considerado debía de hacer en este día.

Falta de formalidad, pero en ningún caso falta del respeto que hace un instante les he mostrado.

Rompo la formalidad de este discurso dado que para mí, es el último en este período de tiempo en el que los vecinos y vecinas de Colindres me han dado la oportunidad de dirigir nuestro ayuntamiento.

Y lo hago por si esta es la última oportunidad que tengo para hablarles a ustedes de lo que sinceramente siento, de mi experiencia de trabajo con la 6ª Compañía. 

No puedo quedarme en la afirmación de que son ustedes unos profesionales, ya que con ello únicamente estaría indicando que cumplen su trabajo con la corrección y eficacia que les otorga su capacitación.

Su entrega, implicación y dedicación va mucho más allá; he podido constatar su celo en el trabajo, el cuidado minucioso en sus acciones, la planificación, el saber hacer de quien se sabe servidor público.

Hombres y mujeres de la 6ª Compañía de la Guardia Civil de Laredo.

Al verles a ustedes en nuestras calles, no sólo les conozco, también me reconozco en un objetivo común que compartimos: ofrecer a la gente un marco de convivencia que les permita vivir de manera libre y hasta ser felices.

Amigos y amigas.
¿Hay algo más bonito que intentar hacerle a la gente la vida un poquito más feliz?.

Admiro vuestra nobleza, vuestro valor y hoy no puedo más que daros las gracias por todo lo que he aprendido de vosotros en estos cuatro años.

A los aquí presentes, autoridades civiles y eclesiásticas, vecinos y vecinas.

Me gustaría reflexionar con ustedes sobre la situación social que vivimos y el aumento de la desigualdad que cada día es más palpable.

Algo habremos hecho mal para que día a día aumenten los casos de violencia de género, el machismo, el racismo, la homofobia, la xenofobia y los radicalismos políticos.

Sobre todo entre los más jóvenes.

Hemos pasado de un estado de convivencia respetuoso, colaborativo, que evolucionaba hacia la igualdad, la equidad, la libertad y la paz social; al involucionismo absoluto, a la individualidad, las diferencias excluyentes, las fronteras y los vetos.

Señoras y señores.

La diferencia, la diversidad enriquece a un pueblo; no permitamos este retroceso al pasado. Ese tiempo en el que el más fuerte sometía al más débil y las mayorías pisoteaban a las minorías.

Es un hecho y un derecho pensar distinto, incluso ver las cosas de manera distinta.

Es un hecho y un derecho ser distinto.

Venimos de distintos puntos geográficos y sentimentales.

Nuestra cultura, nuestra educación, nuestro desarrollo vital, nuestra genética, el devenir de nuestra vida nos hace distintos.

Cada uno de nosotros y nosotras somos distintos y de ninguna manera nos hace mejor que quien está a nuestro lado, simplemente nos hace diferentes.

Y estamos obligados a construir un marco de convivencia que gestione todas estas maneras de pensar y de sentir.

Señoras y señores estamos obligados y obligadas.

Obligados y obligadas a reconocer que la educación es la mejor herramienta que tenemos para acabar con las desigualdades. Para que el futuro de un niño o una niña sólo dependa de sus capacidades intelectuales y no de las económicas o de su situación social.

Obligados y obligadas a revisar qué valores estamos inculcando a nuestros hijos e hijas, trabajemos la igualdad, no vaya a ser que en el futuro la desigualdad caiga como una losa sobre nuestros propios pequeños. 

Obligados y obligadas a reconocer, respetar y facilitar el trabajo de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado como garantes de la seguridad y convivencia.

Obligados y obligadas a exigir a los gobernantes que ejerzan la política con respeto y honestidad, de manera justa y sin radicalismos.

Estamos en un momento crítico de nuestra historia, los fanatismos proliferan.

Hoy más que nunca la política debe ser convicción y pasión. Debe ser responsable y transformadora, que convierta la indignación en solución y la convicción en futuro.

No es un reto fácil, ninguna transformación lo es.

Amigos y amigas.

Hoy celebramos el Día de la Hispanidad.

El orgullo de pertenecer a un gran país como es España.

Orgullo de reconocer y proteger nuestro territorio, nuestra bandera.

Pero no olvidemos nunca que un país es mucho más que un territorio y una bandera, es la suma de cada una de las personas que lo habitan, que lo viven, que luchan día a día por construir un futuro en el que ser felices.

Pongámonos manos a la obra, porque el futuro de España depende del trabajo que hagamos con nuestros hijos e hijas.

6ª Compañía ha sido un honor trabajar a vuestro lado, podéis contar conmigo siempre, sea cual sea mi lugar… y espero y deseo … estar aquí el año próximo.

Muchas gracias a todos”. 


Juan Ramón López Visitación, Alcalde de Laredo, cerró el turno de intervenciones institucionales: 


“ Señoras y señores:
Un año más vivimos el reencuentro en esta fiesta del Pilar. Para mí resulta un honor dirigir unas palabras de saludo y de felicitación hoy al destacamento de la Guardia Civil de Laredo con motivo de la fiesta de su Patrona: Feliz día, señores, junto a sus familias y al pueblo de Laredo al que sirven con tanta dedicación.
No me cansaré de repetir qué es y qué hace la Guardia Civil, como ya dije en otras ocasiones.
La Guardia Civil es un Cuerpo de Seguridad Pública de naturaleza militar y ámbito nacional que forma parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
Forman ustedes un conjunto de personas muy polivalentes: están al servicio del Ministerio del Interior, del Ministerio de Defensa, del Ministerio de Hacienda, del Ministerio de Justicia haciendo labores de policía judicial, del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. Cumplen un gran servicio en el organismo autónomo Jefatura Central de Tráfico. Tienen encomendadas misiones importantísimas por la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. 
Entre todas esas misiones, la principal es proteger a los ciudadanos frente a los delitos que puedan amenazarnos, asegurar el cumplimiento de las leyes, defender el ejercicio de los derechos y libertades, preservar la seguridad. 
Y todo ello, y esto lo vemos todos los días, esforzándose como personas concretas y como agrupación en Laredo con un espíritu de servicio admirable, de cercanía a los ciudadanos y con calidad profesional.
Muchas gracias por todo ello. Tienen ustedes el reconocimiento de los laredanos y de las laredanas.
Tienen ustedes el reconocimiento y la gratitud del alcalde.”
También se rindió un homenaje a todos aquellos guardias civiles que dieron su vida en el cumplimiento del deber, escuchándose “ La muerte no es el final”, toque de oración y el soneto siguiente: 
“ Lo demandó el honor y obedecieron,
lo requirió el deber y lo acataron;
con su sangre la empresa rubricaron 
con su esfuerzo la patria engrandecieron.

Fueron grandes y fuertes, porque fueron 
fieles al juramento que empeñaron 
por eso como valientes lucharon, 
y como héroes murieron.

Por la Patria morir fue su destino, 
querer a España su pasión eterna, 
servir en este Cuerpo su vocación y sino. 

No quisieron servir a otra Bandera.
No quisieron andar otro camino.
No supieron vivir de otra manera” .

Juan Luis Cerro Aja, párroco de Laredo, rezó la oración siguiente:

“ Que el Señor de la vida y la esperanza.
Fuente de salvación y paz eterna, 
les otorgue la vida que no acaba
en feliz recompensa por su entrega.
Que así sea.”

El punto final de los solemnes y brillantes actos con los cuales la Guardia Civil de Laredo quiso honrar a su Patrona lo puso la Banda de Música de Laredo con la interpretación del Himno de la Guardia Civil que fue cantado por los miembros del Cuerpo de la Benemérita. 

“ Instituto Gloria a Ti
por tu honor quiero vivir 
Viva España, Viva El Rey 
Viva el Orden y la Ley.
Viva honrada la Guardia Civil .
Benemérito Instituto
guardia fiel de España entera
que llevas en tu bandera 
el lema de paz y honor 
por glorificar el nombre 
que el gran Ahumada te diera 
por tu sangre noble y fiera
has bordado tu blasón
vigor, firmeza y constancia 
valor en pos de la gloria, 
amor, lealtad y arrogancia, 
ideales tuyos son, 
por ti cultivan la tierra, 
la Patria goza de calma, 
por tu conducta en la guerra, 
brilla airoso tu pendón.
Instituto Gloria a Ti
por tu honor quiero vivir 
Viva España, Viva El Rey 
Viva el Orden y la Ley
Viva honrada la Guardia Civil .”

Acto seguido se sirvió un vino español.


Visto 573 veces