Lunes, 13 Marzo 2017 00:00

Concentración-protesta de trabajadores de Conservas Fredo

Escrito por 

El comité de empresa de Conservas Fredo (CCOO y UGT), conservera radicada en el polígono industrial La Pesquera de Laredo, ha convocado una huelga el próximo 16 de marzo a partir de las 18.00 horas y una concentración frente al Ayuntamiento Viejo de Laredo a partir de las 18.30 para reclamar los salarios de enero y febrero, la paga extraordinaria de Navidad y los atrasos derivados de los establecido en el convenio colectivo.

 

También reclama un plan de viabilidad que garantice la actividad y la supervivencia de la empresa, por lo que será necesario un inversor que ayude a hacer frente a los problemas de liquidez de la empresa y que posibilite el mantenimiento de los puestos de trabajo y la viabilidad futura de la fábrica.

 

Tanto la huelga como la posterior concentración han sido aprobadas por unanimidad de todos los trabajadores en una asamblea celebrada el pasado lunes, después de conocer que el 21 de febrero la dirección empresarial solicitó la declaración judicial del concurso de acreedores voluntario dada la insolvencia económica de la factoría.

 

Según el comité de empresa, la intención de la compañía es alcanzar un acuerdo entre los acreedores, esencialmente de carácter financiero, que permita de alguna forma "aligerar" la carga económica a corto plazo. Una medida que irá acompañada de un plan de viabilidad que contendrá medidas de reestructuración de la plantilla y un cambio de la distribución nacional.

 

Conservas Fredo es una empresa dedicada a la elaboración y comercialización de salazón y semiconservas de anchoas, así como a la comercialización de platos preparados precocinados de alta gama en base a pescados y mariscos, tanto en conservera como refrigerados, que cuenta con 60 trabajadores, con una plantilla de trabajadoras fijas y fijas discontinuas.

 

Con planta de producción en la localidad de Laredo, Conservas Fredo está especializada en la producción de anchoa que comercializa en aceite y en salazón con sus enseñas ‘Fredo’, ‘Elite’ y ‘Almar’ y bajo MDD, gracias a los acuerdos que mantiene con cadenas como Ifa, Aldi o Leclerc. Su catálogo se completa con una gama de conservas formada por, entre otros productos, pota y sardinillas, que comercializa desde 2014 con la marca ‘Lindamar’, y con la familia ‘Delicias Fredo’ de soluciones de comida ambiente . Toda esta actividad le reportó unos ingresos en 2015 (último dato conocido) de 5,7 M€, de los cuales, casi el 16% procedió de su presencia en el exterior, en países como Israel, Líbano, Egipto o Corea.

 

La conservera se ha visto obligada a recurrir a la suspensión de pagos a causa de las deudas acumuladas a raíz de la compra en 2013 de una planta productora de anchoa en Perú , a través de la sociedad Seven Stars Corporation. Esto, unido a la competencia en precio que se vive en el sector conservero, justificarían para la empresa la falta de liquidez que sufre actualmente y la negativa de las entidades bancarias a facilitar la financiación, lo que le ha impedido, por ejemplo, hacer frente a los pagos de las últimas nóminas de los trabajadores, a los que se adeudan los recibos de enero y febrero, además de la paga extraordinaria de Navidad y diversos atrasos incluidos en el convenio.

 

Como se recordará, Fredo entró en Seven Stars Corporation con la compra del 90% de la sociedad a su entonces propietaria, Conservas Iglesias (que mantiene el 10% restante,) una operación que formaba parte de un importante proyecto para la internacionalización de su actividad, deslocalizando parte de su producción y acercándose de esta forma a nuevos mercados de gran potencial. Sin embargo, la inversión no ha tenido el rendimiento esperado (confíaba en que esta nueva planta le permitiera elevar sus ventas hasta los 30 M€ en un periodo de 4 años) y, actualmente, esta planta carece de actividad.

Visto 1035 veces